viernes, junio 21, 2024
InicioDEPORTESContinua la violencia en la Liga de Chajarí

Continua la violencia en la Liga de Chajarí

Juan Bautista Pezzarini fue intervenido por un odontólogo luego de la trompada que recibio. “Tengo un diente partido y el otro se movió de lugar”, contó.

La liga de fútbol de Chajarí sumó otro capítulo de violencia a su rica y amplia trayectoria dentro del fútbol amateur de Entre Ríos. Sin ir más lejos, en la fecha anterior tomó gran repercusión lo sucedido con Martín Wallingre, jugador de Independiente de Villa del Rosario, al cuál tuvieron que extirparle un testículo producto de un golpe por parte de su rival en la zona de sus genitales. En esta ocasión, se produjo otra situación lamentable en el encuentro que disputaron Vélez Sarsfield y Ferrocarril. Cuando transcurrían 35 minutos de la segunda etapa en el Héctor Bengoa, con un resultado favorable para el Fortín por 2 a 0, Juan Bautista Pezzarini, jugador de Vélez, fue agredido con un golpe de puño en su boca por parte de su rival.

La piña fue tan fuerte que el juvenil de 17 años tuvo que dejar la cancha y posteriormente le realizaron cuatro puntos de sutura, dos en la parte exterior del labio y los otros dos en la parte inferior.

UNO se contactó con el damnificado, quien se notó fuerte a pesar de la situación por la cual está pasando y, en primera instancia, informó acerca del gran año que lleva en el club chajariense. “Mi debut en la Primera del club Vélez Sarsfield fue el 30 de abril de este año, contra Chacarita en cancha de Tiro Federal. Juego de delantero, mayormente de 9, pero también me gusta jugar de volante por derecha”, así se presentó Juan Bautista Pezzarini.

Rápidamente se metió de lleno en la historia lamentable que lo tuvo como protagonista principal de un suceso que no debe repetirse: “El domingo me pegaron una piña en la cara y caí automáticamente al piso”, comenzó su relato.

“La pelota estaba en otro lado del campo de juego, por lo cual yo venía mirando la situación y no vi venir el golpe del rival. Jugábamos contra Ferrocarril la 14ª fecha del torneo local”, agregó Juan Bautista.

En las cámaras que siguen la liga del Departamento Federación no se logra ver el impacto del puño en el rostro de Pezzarini pero sí se observa cómo el jugador de Ferro arma el golpe para pegar la piña. “El jugador en ese momento no me dijo nada. Sí lo hizo cuando ya estaba tirado en el piso pero al estar un poco perdido no recuerdo claramente lo que me dijo”, contestó.

En relación a la situación, la cual siguió un par de minutos porque el juvenil permaneció tirado en el césped por un largo tiempo, Bautista recordó: “Luego de caerme y estar en el piso unos segundos, lo que logro recordar es decirle al árbitro del encuentro ‘mirá cómo estoy’. Posterior a eso veo cómo el juez decide sacar la tarjeta roja. Sinceramente no recuerdo muchos detalles de la situación, solo cómo me llevaban en camilla hacia el banco de los suplentes”.

La piña ocasionó daños en la boca del juvenil. Así lo relató: “Lo principal fueron cuatro puntos en la boca. Debajo del labio en la parte exterior fueron dos y otros dos en la parte interior. Después de la sutura me atendió el odontólogo y trabajó con mis dos dientes incisivos centrales inferiores. Uno de ellos estaba partido a la mitad y el otro estaba movido de su lugar. Por lo que trabajó de manera provisoria hasta ver posibles daños mayores en días próximos”.

Juan Bautista no puede ir a entrenar con Vélez. Actualmente se encuentra en reposo, en su casa, a la espera de cumplir los días de inactividad para sumarse nuevamente al plantel de Primera División. En base a ello el juvenil se notó triste por detener su proyección.

“Es una situación muy fea y muy triste. Pero lo que más me causa dolor es que venía aportando mucho para el equipo. El fin de semana pasado, por ejemplo, logré hacer el gol de la fecha. No poder entrenar con el equipo es una sensación muy fea para mí”, acotó.

“Estoy un poco triste y bajoneado, pero bueno, esto sigue y hay que poner todas las fuerzas para volver lo antes posible. La mayoría de mis familiares me dice me podría haber sucedido algo mucho peor, así que si lo pienso y veo de ese lado me pongo un poco mejor”, enfatizó el joven delantero del Fortín chajariense.

“El tiempo de recuperación estimado es de 12 a 15 días. Sin embargo, en estos días me van a estar realizando unas placas para ver lo que podrá pasar y cómo evoluciona la zona”, informó.

Al jugador de Ferrocarril que tuvo la cobardía de propinarle un golpe de puño a un juvenil de 17 años lo expulsaron inmediatamente, pero el Tribunal de Faltas de la Liga de Chajarí podrá actuar de oficio y aumentar la sentencia. “Todavía no se sabe la sanción que se le dará, ni cuánto tiempo estará sin jugar, pero desde ya esperamos que sea la cantidad de tiempo adecuada a la gravedad del hecho y de la situación”, dejó en claro Bautista.

Para cerrar la entrevista el delantero de Vélez contó que el responsable de la trompada se comunicó con él y le ofreció sus disculpas ante lo ocasionado. “Además del jugador que me pegó hubo otros jugadores y parte del cuerpo técnico de Ferrocarril que se comunicaron conmigo, preguntando cómo estaba y ofreciendo su ayuda por si la situación empeoraba”.

“Así que en cuanto a eso muy agradecido con las personas que se tomaron el tiempo de llamar y preguntar por mi salud”, cerró Pezzarini.

Vélez jugará el fin de semana ante San José Obrero en busca de los tres puntos que lo acerquen a los puestos de playoff.

Fuente e imagen: EL UNO

MAS VISTAS

NOTAS RELACIONADAS
Secured By miniOrange