jueves, noviembre 26, 2020
      
      
Home Deportes Discriminación en el rugby: El dolor de no poder ser en primera...

Discriminación en el rugby: El dolor de no poder ser en primera persona

 

Dan Palmer, ex jugador de rugby oriundo de Australia, contó a través de una columna publicada en un diario como se enfrentó a graves problemas por ocultar su orientación sexual frente a sus compañeros.

El deportista tuvo un breve paso por la selección de su país y se convirtió en el primer jugador de los Wallabies en declarar su homosexualidad.

En la carta, habló abiertamente confesando tristes episodios que atravesó durante su juventud que tuvieron que ver con problemas de salud mental, drogas y duras luchas internas que lo llevaron a considerar la posibilidad de terminar con su vida.

“Estaba increíblemente frustrado, enojado y desesperadamente triste. Me despreciaba a mí mismo y a la vida que estaba viviendo”, escribió. Y añadió que “La mayoría de las noches lloraba hasta quedarme dormido y habitualmente lo hacía con un cóctel pesado de opioides”.

“Fantaseaba con desaparecer, cambiar mi nombre y comenzar mi vida de nuevo. No es una exageración decir que prefería mi propia muerte a que alguien descubriera que era gay”, afirmó.

Toda esta situación lo llevó a enfrentarse ante una situación límite: a sus 25 años, cuando jugaba en un club de Francia, Palmer tuvo una sobredosis por la ingesta de pastillas analgésicas. Según cuenta, experimentar eso significó un punto de quiebre en su vida. Tras tomar un avión hacia Londres, decidió contar por primera vez su secreto, compartiéndolo con un amigo. A su vez, el deportista tomó la determinación de abandonar su carrera.

“Mi pasión por el deporte venía disminuyendo en los últimos años y comencé a sentir mucho remordimiento por estar gastando los mejores años de mi vida en pretender ser alguien que realmente no era”, sostuvo. Al volver a su país, comenzó a estudiar Ciencias y Psicología, con una especialización en neurociencias.

En la publicación, también contó como hacía para esconder su orientación frente a sus compañeros: “Tenía algunas tácticas para sobrellevar algunos temas y evitar otros. Me ponía agresivo y a la defensiva cuando sentía que perdía el control de la situación. Cuando más permitía que esto siguiera, más difícil se hacía romper el ciclo. Por debajo de esto había un profundo sentimiento de culpa”.

“Me enferma saber que en el año 2020 aún hay personas que se torturan a sí mismas como yo lo hacía. Tanto dentro como fuera del deporte tenemos que ser mejores. Si esta carta promueve una charla, logra que las personas se sientan más cómodas con quienes son o ayuda a alguien a entender lo que está atravesando un ser querido, será todo un éxito”, concluyó.

A pesar de los avances sociales de los últimos tiempos, la homosexualidad sigue siendo un tabú en el ámbito del deporte, sobre todo cuando se trata de actividades practicadas mayormente por hombres. En algunos casos, la inclinación sexual de una persona puede llegar a generar discriminación e, incluso, humillación. Pero aún a sabiendas de esto, hay muchos deportistas que dan el ejemplo.

Fuente: Rosario 3

 

 

Dejar un comentario

por favor ingrese su comentario
por favor ingrese su nombre

- Advertisment -

ULTIMAS NOTICIAS

Coronavirus en Argentina: se registraron 229 muertos y 9.043 casos en las últimas 24 horas

Hoy fueron confirmados 9.043 nuevos casos de COVID-19. Con estos registros, suman 1.399.431 positivos en el país, de los cuales 1.226.662 son pacientes recuperados...

Este viernes habrá un corte de energía eléctrica en un sector de la ciudad

La cooperativa eléctrica informa que este viernes 27 de noviembre se producirá la interrupción del suministro eléctrico en un sector de la ciudad de...

Francolini:”La estrategia de contención fue exitosa”, el ingreso a Concordia está liberado

Mediante una conferencia de prensa virtual el intendente Alfredo Francolini confirmó el levantamiento de los controles en los ingresos a la ciudad y explicó...

Se registraron en la provincia doce muertes asociadas a Coronavirus

Nueve fallecimientos corresponden a hombres. Cinco de ellos eran concordienses, de 57, 59, 70, 76 y 81 años de edad, que permanecían internados en...